martes, 8 de enero de 2013

Mi perro mola #2


Estas últimas tardes, dedico un poco de tiempo a sacar a Muffin y dar un pequeño paseo para que se vaya acostumbrando a los ruidos de la calle y a caminar, porque con lo perezoso que es... se pasaría el día en la cama y solo se levantaría para comer y jugar. Además tiene que ir acostumbrándose a ir con correa.
Empezamos la rutina a finales de la semana pasada y día a día se nota como va más resuelto y con menos miedo. Los primeros días temblaba como loco pero ahora, salvo imprevistos surgidos en el camino va perfectamente. Hoy por ejemplo, lo asaltó un perro que quería olfatearlo, el pobre Muffin no sabía donde meterse y hubo que cogerlo en brazos un rato para tranquilizarlo y que volviera a ponerse a andar. También se sorprendió del ruido que hacía una mujer con sus zapatos de tacón y de un señor que hablaba por el móvil, "yo ya me las arreglaré", decía el bueno del paisano, estas palabras ¡PARALIZARON! al bueno de Muffin, ¿qué significarán para él?
Un dato curioso es que, es ver que le voy a poner el collar y sale corriendo para su cama para hacer que duerme.

2 comentarios:

  1. Que listo es Muffin, con lo bien que se esta en casa que necesidad tiene de salir con un collar...pobre, a saber lo que piensa cuando te ve con la correa en la mano...
    Poco a poco empezará a familiarizarse con los paseos y el extraño entorno que lo rodea en el exterior: motos, coches, señores, tacones y perros y gatos...seguro que nos mantendrás informados de sus progresos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, aquí estará la crónica fotográfica de su vida.

      Eliminar