lunes, 5 de enero de 2015

Trenza de trapillo para perro


El día que se me ocurrió hacerle a mi perrito Muffin este juguete con trapillo, yo creo que fue uno de los más felices de su vida. jajaja. De los múltiples que tiene, este es su preferido y de tanto jugar con él ya ha gastado dos trenzas. Incluso conoce el juguete por el nombre y cada vez que se le dice que traiga la "trenza", aparece con la susodicha colgando de la boca. La lanza, la zarandea, muerde los nudos, se divierte con los flecos... y así hasta que se aburre que suele ser pasado bastante tiempo. Y por lo que sé, no es el único perro que se divierte con esta trenza de aproximadamente medio metro de largo, pues otros a los que se la hice se lo pasan igual de bien con ella.
Ya veis, una cosa tan simple como esta puede hacer las delicias de vuestra mascota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario