jueves, 30 de julio de 2015

Cactus alargado con flores mini


Me apetecía mucho este proyecto. El amigurumi es una de las técnicas que más me gusta pues me permite crear con lana cualquier cosa imaginable. 
Una de las cosas que más me gusta hacer es plantas y en concreto, hacía bastante que no ganchillaba un cactus. ¿El porqué de este?
Mi hermano estuvo este mes de cumpleaños y es un fanático de las plantas y sobre todo de los bonsai. Tiene el mini invernadero de Ikea, una pieza de decoración que me encanta y a la que le puedes sacar mucho partido no sólo para plantas. Él lo utiliza como el típico invernadero, pero con la llegada del calor y la subida de temperaturas tuvo que desalojarlo para colocar las plantas en un ambiente más fresco. 
Se quejó por tenerlo "bajo mínimos" así que decidí hacerle una planta que no fuera a sufrir las inclemencias del tiempo, que no hace falta regar y que es preciosa. Estos cactus son perfectos para decorar cualquier parte de la casa y la maceta de cerámica le aporta un aire de realismo increíble. Para darle un toque de color le añadí dos flores en tonos amarillentos que casan muy bien. Y lo más importante ¡es un cactus que no pincha!
Creo que acerté con mi regalo y que le gustó mucho, el pequeño cactus ya está en su invernadero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada