lunes, 22 de agosto de 2016

La modista de Dover Street, de Mary Chamberlain

TÍTULO: La modista de Dover Street
AUTOR: Mary Chamberlain
FECHA DE PUBLICACIÓN: 31/3/2016
PÁGINAS: 368
ISBN: 978-84-08-15244-6
FORMATO: 15 x 23 cm.
PRESENTACIÓN: Tapa dura con sobrecubierta
EDITORIAL: Planeta
PRECIO: 20,00 €

Sinopsis: Nunca subestimes el valor de una mujer traicionada. En sus sueños, forjará su destino.

Londres, 1939. Ada Vaughan es una joven y ambiciosa costurera cuyo gran sueño es abrir, algún día, su propia boutique y convertirse en una aclamada modista. Cuando se enamora de Stanislaus von Lieben, un seductor aristócrata húngaro, cree posible hacer realidad sus sueños.
Juntos viajan a París, pero el inminente estallido de la segunda guerra mundial trunca todos sus planes… Perdida y sola en un país extranjero, Ada ha quedado atrapada por la guerra, y deberá hacer todo lo que esté en sus manos para sobrevivir.
En medio del horror, el don de Ada para crear belleza y glamour es lo único que la mantiene con vida, y pasará sus días confeccionando elegantes vestidos para las mujeres de los dirigentes de las SS. Cosió para salvarse, para seguir adelante sin mirar atrás. Pero cuando pensaba que todo había terminado tuvo que enfrentarse al fin a la verdad: nunca podría recuperar lo que había perdido en el camino.
La modista de Dover Street nos descubre a una heroína inolvidable, Ada Vaughan, una mujer enfrentada a su destino que deberá sacrificar su corazón para salvar su vida.

Una historia de valor y sueños.
Una lección de coraje y supervivencia.

Opinión:
Ada es poco más que una adolescente cuando empieza la novela. Ha empezado a trabajar en una casa de moda/costura pero su valía le hacen ascender a maniquí. Sobre su piel se probarán las prendas más bonitas, confeccionadas a medida para las mujeres de la alta sociedad londinense, pero su mayor aspiración es abrir algún día, su propia boutique.
Conoce a Stanislaus von Lieben, un hombre mayor que ella que pertenece a la aristocracia húngara y con su clase y porte la enamorará perdidamente, tanto es así que Ada abandona Londres sin avisar a su familia  por primera vez en su vida y se dirige a París. La ciudad la cautivará pero el estallido de la Segunda Guerra Mundial la cogerá allí y la ciudad se convertirá para ella en el inicio de sus desdichas y encaminándola a una vida de desgracias sin fin.
La novela cuenta una historia dura pero apasionante. Acompañamos a una joven Ada Vaughan a lo largo de varios años por diferentes espacios y situaciones para llegar a un final que a mí me ha dejado bastante sorprendida. No esperaba que acabara así la historia y en las últimas páginas se desmontan también algunos acontecimientos anteriores que ya parecían zanjados.
Ada es un personaje que evoluciona mucho y que cambia notablemente con el paso de las páginas. Cabe destacar la pérdida de la inocencia motivada por la guerra y por tener que vivirla en territorio alemán siendo inglesa. A lo largo de la historia habrá muchos personajes secundarios que la influirán para mal y la harán sufrir pero en medio de tantas penalidades y dolor, siempre encontrará personas que le ayuden y aporten un ápice de esperanza a su situación.
Durante toda la novela mantendrá la esperanza de abrir su boutique, Casa de Modas Vaughan y esta posibilidad la impulsará a salir adelante en muchas ocasiones.
Es una novela cuyo telón de fondo es la costura, las telas y la moda y no la trata superficialmente sino que es un tema constante y se ahonda en el con mucho detalle siempre. Esto me ha gustado mucho porque no me esperaba que estuviera tan bien retratado el mundo de la costura y todo lo que implica.
La novela me ha gustado mucho, si que es verdad que la primera parte la leí más irregularmente pero me enganchó la vida de esta modista y el resto lo leí muy rápido. Es una obra que te mantiene en vilo porque anhelas que en algún momento cambie la suerte de Ada. Me ha gustado el trasfondo histórico de la Segunda Guerra Mundial y que está escrita con un vocabulario muy sencillo. Este tipo de historias siempre logran cautivarme.

Puntuación: 8/10
Gracias a la editorial por el ejemplar.

lunes, 1 de agosto de 2016

Corona de flores artificiales rojas



El pasado mes de junio, y como todos los años, se celebró en mi ciudad (Lugo) la fiesta del Arde Lvcvs en la que durante un fin de semana la ciudad  retrocede en el tiempo y vuelve a la época romana. Hay actuaciones, decoración romana, puestos de artesanía y comida y muchísimos lucenses  y turistas nos disfrazamos con trajes inspirados en la época.
Yo hace varios años que llevo este vestido rojo con decoración dorada pero este me apetecía cambiar algo en mi atuendo, lo más fácil y rápido el peinado. Debo reconocer que me encantan las coronas de flores y esta me parecía una gran oportunidad para lucir una, si encima es DIY mejor así que me puse manos a la obra; compré flores artificiales en tonos rojos y pistola de silicona en mano el resultado fue la corona que enseño en las fotos.
No son flores hiper realistas ni de gran calidad y la hice sobre la marcha pero estoy contenta con resultado final. Quizás me hubiera gustado llevar otra con flores más grandes y llamativas pero creo que el vestido pedía algo así y en conjunto queda bonito.
Las flores van pegadas en un alambre verde y los pegotes de silicona los disimulé con trocitos de hojas verdes que traían las flores que compré. Esto también las aseguró y aunque temía que alguna se me soltara, la corona llegó intacta a casa después de toda la noche. Me resultó bastante más cómoda de lo que pensaba, se me ajustaba perfectamente y no se me movió en ningún momento.
A ver si para el próximo año puedo hacer una más elaborada. Esta como nuevo proyecto, me pareció muy divertida de hacer.